Mi Bebé Estrella

Aurora Cortés Chacón La Tribu, Vivencias

A MI BEBÉ ESTRELLA

Hoy me levanté con una sensación rara, ya por la noche estuve un poco removida y al sentarme delante del ordenador para comenzar a trabajar me encontré con una carta que te escribí hace unos meses, mi pequeña:

A mi AMOR, Noa:

  Hola mi vida, hace tiempo que no hablamos y eso no me gusta. Tu hermanito me tiene muy ocupada pero te prometí que SIEMPRE tendría un ratito para ti y quiero cumplir mi promesa…

  En dos mecesitos será tu cumpleños, 3 añitos ya. Te imagino tan rubita como tu hermano y con unos ojazos verdes, como los tenía tu mami a esa edad, siempre sonriendo y con carita de Ángel.

  Me duele tanto imaginarte y no poder, tocarte, olerte, sentirte…

  Fue tan dulce sentirte dentro pequeña!!!

  Sentirme mamá por primera vez, imaginar cómo sería nuestra vida juntas…

  Creo que nunca te dije que tu fecha prevista para tu nacimiento era el mismo día del aniversario de mamá y papá, el 20 de Diciembre, iba a ser un día doblemente especial y ahora es un día agridulce.

  A tu hermanito le hablo mucho de ti, él siempre sabrá que tú diste la vida por él, que le dejaste tu lugar en nuestras vidas, para que pudiera disfrutar de nosotros, si no es por ti él no estaría junto a mí y te estoy eternamente agradecida por ese acto de AMOR.

  Aunque reconozco que estuve un tiempo enfada contigo, pensé que no éramos merecedores de tu amor y por eso te marchaste tan pronto.

  Pero poco tiempo después comprendí el porqué de tu marcha y mi corazón, vacío por tu pérdida, volvió a estar tan repleto de AMOR como lo estuvo cuando te tuve dentro pequeña.

  Cada día que pasa pienso que ya no tengo más lágrimas que derramar y cada día me doy cuenta que por mucho tiempo que pase, la pena y vacío que dejaste, no pasarán NUNCA, puede que se transformen, pero no pasarán.

  La pérdida de un Hijo es lo más desgarrador que puede vivir una madre y aunque no tuve la suerte de tenerte entre mis brazos me consideré tu mami desde el momento que el predictor me confirmó que estaba embarazada, aunque yo ya lo sabía… y el decirte adiós tan pronto, me partió el corazón.

  Pocas personas te recuerdan mi vida… eso me hace daño, pero te prometo que yo NUNCA te olvidaré y quiero que sepas que estás presente en mi día a día.

  Ellos se lo pierden pequeña, nadie sabe lo afortunada que fui de llevarte en lo más profundo de mi ser y por siempre en lo más profundo de mi corazón.

  Gracias por elegirme como tu mami, mi pequeña Noa, gracias por existir.

Tu Mami…

Y he comprendido de inmediato por qué me encontraba así… justo en estas fechas fue cuando te concebimos, tu pequeño corazoncito comenzó a formarse en lo más profundo de mi ser y aunque no fue hasta semanas después que lo supimos, el cuerpo es muy sabio y las cicatrices quedan marcadas para siempre…y duelen, duelen en cada fecha marcada de rojo en el calendario, de un rojo intenso, un rojo de rabia, un rojo de puro dolor, un rojo sangrante que deja a su paso olor a culpa…

Y desde aquél día de Mayo que comenzaste a desprenderte de mí, estoy aprendiendo:

  • Herramientas para poder manejar y sobrellevar tu pérdida mi vida.
  • Saber gestionar mis emociones, a vivir con ellas, NO SIN ELLAS.
  • Sentirlas como algo por lo que tuve que pasar pero que a su vez me ayudaron a convertirme en la persona que soy hoy.
  • A no sentirme culpable, a convivir con el miedo que comparte mesa con el amor que siento por ti, mi pequeña.
  • Quiero sentirme libre de poder gritar que soy madre de dos pequeños, aunque te convirtieras en Estrella demasiado pronto.
  • Quiero llamarte por tu nombre, Noa, sin que me sienta el centro de todas las miradas.
  • Despojarme de todas las capas de mierda que fui acumulando, de todas las capas de mierda que dejé que los demás vertieran sobre mí.
  • Liberarme de esta pena que en ocasiones me ahoga y que no me deja respirar.

Y mientras escribo estas líneas con lágrimas en los ojos, me inunda la esperanza de que no sólo me ayudaré a mí, sino a otras muchas mujeres que están pasando por lo mismo que yo, mujeres que se sienten solas, mujeres incomprendidas, mujeres hundidas en una pena de la que no encuentran el camino de regreso, llenas de miedos, de incertidumbres, pero sobre todo llenas de CULPA, culpables sin serlo.

Me he dado cuenta que la muerte forma parte de la vida, que es un ciclo y que todos formamos parte de él. Aunque duela y mucho…

Todos nacemos con una misión y tú, mi Noa, con esas escasas 12 semanas que te lleve en mi vientre, conseguiste que me sintiera la persona más plena de esta tierra, esa era tu misión, simplemente hacerme FELIZ.

Gracias mi vida !!!

 

 

¿¿Conoces la importancia de LA TRIBU en la Maternidad??

 

 

mi-tribu-portada

 

 

Soy Aurora Asesora Continnum en formación y Asesora de Duelo Gestacional y Perinatal

¿En qué puedo ayudarte?
hablandoentremamas@gmail.com
hola@hablandoentremamas.com
Estoy aquí para ayudarte!!!
                                                                                                                     
Y si no quieres perderte nada…
 
sígueme en mis redes sociales:

Comentarios