¿Conoces las consecuencias negativas del Miedo en tu parto?

Aurora Cortés Chacón Pariendo en Libertad, Vivencias

El Miedo en el parto…

Hoy quiero hablarte sobre las consecuencias negativas de sentir Miedo, en este caso miedo a algo infundado como al dolor en el parto… ¿si hay mujeres que han sentido orgarmos durante su parto, por qué tú tienes que sentir dolor?

En el parto juegan un papel fundamental las hormonas, dos de las más importantes son la Oxitocina y la Adrenalina.

La Oxitaciona es la principal invitada al baile de hormonas en el que se convertirá tu cuerpo.

Y la Adrenalina, la madrastra malvada que no es bien recibida.

Estás dos hormonas son antagonistas, por consiguiente no pueden convivir juntas y si la Adrenalina hace su aparición estelar, ten por seguro que nuestra querida Oxitocina, la reina del amor, desaparecerá.

 Descárgate GRATIS la GUÍA 

"7 MITOS sobre el parto para ERRADICAR de tu mente todos tus miedos de golpe a la hora de dar a luz" 

Un PDF con el que conseguirás cambiar tu visión respecto al parto, a todo lo que nos quieren hacer creer que es un parto y cómo debes actuar.

¿Y qué ocurre cuando esto sucede?

Pues que el Dolor se hace presente

Pero primero déjame contarte por qué a la Oxitocina se la conoce como la hormona del Amor.

Se llama hormona del amor y de la generosidad por que está presente en todas las situaciones en las que se vive el amor.

Es la responsable de nuestras relaciones con las demás personas y de la sexualidad.

Y déjame que te pregunte algo ¿Mantener relaciones sexuales duele? Creo que ya conozco la respuesta 😉

Los efectos que provoca son de calma y relajación.

La oxitocina, activa el sustrato del comportamiento materno.

Favorece el amor y los cuidados dirigidos a tu bebé durante la crianza. Fortalece los lazos y el vínculo entre tu bebé y tú.

Los niveles más elevados de oxitocina se consiguen en la hora que sigue al nacimiento, si tú y tu bebé recién nacido estáis en un ambiente cálido, íntimo y sin interferencias, embelesados mirándoos a los ojos y en contacto piel con piel.

Sin embargo si se perturba ese momento con interferencias o con una temperatura ambiental fría, en tu cuerpo se produce una inhibición en la liberación de oxitocina, es decir tu cuerpo deja de segregar Oxitocina y eso provoca dificultades para alumbrar la placenta y para una correcta succión al comienzo de la lactancia.

Cuando el bebé mama, recibe Oxitocina de la leche materna y la madre produce tanta Oxitocina como durante el orgasmo.

En el parto, la oxitocina:

  •  Desencadena el comienzo del parto, tu propio hijo libera Oxitocina.
  •  Estimula las contracciones del útero para facilitar el nacimiento de tu bebé.
  •  Facilita el alumbramiento de tu la placenta.

La Oxitocina, como dice la doctora Kerstin Uvnäs, es el elixir del recuerdo, un « no-me olvides », en clave fisiológica que hace vibrar, activa el recuerdo y potencia la creación de vínculos afectivos en las vías neuronales. Con las personas que hemos compartido amor, y por lo tanto Oxitocina, perdura una huella imborrable que perdura en el tiempo.

Y ahora le toca el turno a la Adrenalina:

Las hormonas de la familia de la adrenalina, se conocen como las de la agresividad, pues se liberan en situaciones de estrés, miedo o frío. La adrenalina, tal y como mencioné antes, es antagónica de la Oxitocina.

Se libera si durante el parto tienes frío o miedo o estás en un ambiente con personas que tienen miedo.

Para que se de un buen parto es necesario que la Adrenalina se encuentre en niveles muy bajos en la madre y en las personas que la rodean, incluido el padre.

Las concecuencias de que generes Adrenalina durante tu proceso de parto, debido al miedo que puedas sentir al dolor, pueden ser muy perjudiciales.

  • Disminuye el flujo sanguíneo al útero y por tanto, a tu bebé (bradicardias, sufrimiento fetal…)
  • Altera los niveles de glucosa en sangre
  • Altera los niveles de estrógenos y progesterona
  • Disminuye los niveles de oxitocina.

Ahora que ya conoces un poquito más cuál es el papel de la Oxitocina y de la Adrenalina en tu parto voy a contarte cuáles son las consecuencias de que nuestra enemiga la Adrenalina aparezca y como consecuencia se genere menos Oxitocina.

Pues es muy sencillo, si la Oxitocina es la encargada de generar contracciones más efectivas para que tu bebé vaya descendiendo por el canal del parto y finalmente llegue a tus brazos, si aparece la Adrenalina y hace que automáticamente generemos menos Oxitocina, las contracciones son menos efectivas y por consecuencia el parto se estanca.

Pero además las contracciones se vuelven muchísimo más dolorosas.

Es entonces cuando comienzan una cascada de intervenciones que hacen que el parto algo:

  • Bello
  • Mamífero
  • Espontáneo
  • Natural

Se convierta en un parto:

  • Intervenido
  • Medicalizado
  • Y en algunas ocasiones algo que es mejor olvidar por el dolor que te llega a producir su recuerdo.

Debemos huir a toda costa de cualquier circunstancia que nos haga producir Adrenalina, puede que en algunas ocasiones no esté en nuestras manos, pero solo en contadas ocasiones, recuerda que TÚ Y SOLO TÚ eres la dueña de tu parto.

Pero en el caso del Miedo sí podemos, es más, creo que debemos mirarle a la cara y hacerle frente…

…si quieres que tu parto sea un parto Natural y sin intervenciones…

…si quieres tener el parto que siempre soñaste…

…y si quieres darle a tu hijo el nacimiento que se merece.

Te lo debes…se lo debes!!!

 

 

Fuentes:

  • El parto es nuestro (https://www.elpartoesnuestro.es)
  • Otrabiología (https://otrabiologia.files.wordpress.com)

Foto:

  • Janko Ferlic

 

Soy Aurora Asesora Continnum en formación y Asesora de Duelo Gestacional y Perinatal

¿En qué puedo ayudarte?
hablandoentremamas@gmail.com
hola@hablandoentremamas.com
Estoy aquí para TI!!!
                                                                                                                     
Y si no quieres perderte nada…
 
sígueme en mis redes sociales:

 

 

Comentarios