Cuáles son los beneficios que nos aportó el porteo y cómo llegué a él

Aurora Cortés Chacón Uncategorized

Podría tirarme horas y horas hablándote sobre los beneficios que nos aportó el porteo, por eso hoy sólo vengo a darte unas pinceladas sobre lo que supuso para mi hijo y mi familia el porteo y cómo llegué a él… 

Cuáles son los beneficios que nos aportó el porteo y cómo llegué a él

Yo conocí el porteo gracias a Carol Selas y su trabajo en A-brazos, es una gran profesional y una excelente Asesora de Porteo, además de una bella persona y una gran amiga. 

La conocí en sus Clases de Conexión con el EMBARAZO y supo aportarme todo lo que yo necesitaba para confiar en mí, y además me abrió los ojos a una nueva forma de crianza mucho más instintiva y consciente. 

Yo te recomendaría que buscases una buena Asesora de Porteo y te abras a ello… porteando vivirás una de las mejores experiencias de tu vida. 

La gente se sorprende cuando les digo que hasta que mi hijo no cumplió 3 meses de vida no tuvo carrito, y lo compramos porque mi peque es muy muy caluroso y en las principales horas del día, cuando el calor apretaba, no soportaba que lo tuviera pegadito a mí, la verdad que yo también lo agradecía jajajaja. 

 Descárgate GRATIS la GUÍA 

"7 MITOS sobre el parto para ERRADICAR de tu mente todos tus miedos de golpe a la hora de dar a luz" 

Un PDF con el que conseguirás cambiar tu visión respecto al parto, a todo lo que nos quieren hacer creer que es un parto y cómo debes actuar.

Pero nosotros salimos del hospital juntitos envueltos en un fular semi-elástico rojo… y así estuvimos los primeros 3 meses de su vida, bien juntitos. 

He de reconocer que me hice adicta a todo tipo de porta bebés, fulares (elásticos, de tela…), mei tai, mochilas. 

Cuando nació mi hijo vivíamos en un piso en el centro de la ciudad, toooooodo un lujo, excepto cuando vives en un cuarto sin ascensor, tiene perro (al que hay que sacar mínimo tres veces al día), tu marido trabaja de noche y duerme de día, y además tienes un bebé recién nacido. Un despropósito vamos jejejeje. 

Voy a contarte cómo era mi día a día para que tú misma te des cuenta de que sin el porteo no sé cómo hubiésemos sobre vivido 😉 

  • Nos despertabamos bien tempranito y descansados (esto de dar la teta y colechar es la leche… pero de eso te hablaré en otro post). Después de asearnos un poquito y desayunar, me colgaba a mi peque y era la hora del paseo de mi otro peque, el de 4 patas. 
  • Normalmente el paseo de la mañana lo hacíamos en el campo (mi perro necesita de mucho ejercicio) y como comprenderéis pasear por el bosque con carrito se torna un poquito difícil. Y con nuestro fular íbamos la mar de a gusto. 
  • Después del paseo tocaba las compras diarias, la fruta, las verduras… pero antes tocaba subir al perro a casa, porque como ya sabéis hay muchos establecimientos donde no se permiten animales y toca subir a un 4º sin ascensor…  

 

                                               

 

¿Os imagináis lo que hubiese sido subir el carrito y volverlo a bajar de nuevo?  

  • Yo siempre que iba a comprar veía a las mamis con el carrito del bebé y el carrito de la compra y pensaba ¿no habrá una mejor opción que ir empujando dos carritos por los pasillos del super? Muchas me diréis claro… meter al niño en las sillitas del carrito, pero cuando es muy bebé no es posible y en los super de barrio no hay carros con esa especie de tumbona para bebés. Ademas si llevas el carrito dónde lo dejas??? 
  • Volviendo a la pregunta anterior… Sí,hay otra opción, el porteo ;), anda que no iba yo agustito haciendo mis compras con mi peque pegadito y si además me pedía teta, cosa que sucedía a diario, reajustaba el porta bebé y listo, mataba 3 pájaros de un tiro. 
  • Luego había que subir la compra nuevamente a un 4º sin ascensor, y no es lo mismo subir la compra y el peque, que además tener que volver a bajar para subir el carrito, teniendo que dejar en casa solo a mi hijo… Bueno estaba su padre, pero durmiendo. 
  • Después tocaba hacer la comida o alguna cosilla en casa. Cuando era muy bebé lo tumbaba en su hamaquita cerquita de mí, pero cuando fue creciendo estaba más tiempo despierto y requería de mucha más atención por mi parte, me lo colgaba a la espalda y seguía con mis quehaceres diarios mientras mi hijo tenía todas sus necesidades cubiertas y aprendía de mí. 
  • Por la tarde tocaba de nuevo paseo para la fierecilla y nuevamente me colgaba a mi peque y esta vez dábamos un paseo por la ciudad, disfrutando del ambiente. Para tener mis manos libres y poder así atender a mi hijo si lo necesitaba, me compré un cinturón donde me ataba a mi perro y lo tenía cerquita si necesidad de llevar la correa en la mano. 
  • Al volver a casa y después del bañito juntos, tocaba hacer la cena y volvía a repetir la misma operación, o hamaquita o me colgaba al peque a la espalda. 
  • A veces antes de que el papi se fuese de nuevo a trabajar bajaba a Tao en su último paseo del día, pero otras, era yo la que tenía que bajarlo de nuevo y vuelta a colgarme al peque y para abajo. Este paseo era cortito pero, aún así, era un lujo poder hacerlo con mi peque cerquita y sin tener que cargar con carritos para arriba y para abajo. 

¿Ves ahora TODO lo que nos ha aportado el PORTEO en nuestro día a día?  

 

Y ya no te cuento los paseos que nos dábamos alrededor de la isleta de la cocina cuando mi niño estaba malito y lo pronto que se calmaba al tenerlo pegadito a mi pecho… 

De verdad que no sé lo que hubiese hecho si el porteo no hubiese llegado a mi vida… ufff no quiero ni pensarlo!!!!

Ahora me gustaría que me ayudases un poquito…te apetece???

Pues verás, me gustaría, SI PORTEAS, que respondieses a una breve encuesta… TE APETECE??? Seguro que SÍ…verdad??? jijijijij

Me harías un gran favor, estoy recopilando INFORMACIÓN sobre “Cómo el porteo llegó a la vida de las familias” para mi FORMACIÓN de Asesora.

¿¿¿¿TE ANIMAS???? Solo tienes que pinchar en el enlace 🙂

https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLSebq9Iyqtj6dm6t6LRkyZj8z-SBodm5QLrEXKR3N0gDx0rgyQ/viewform?usp=sf_link

 

SOY AURORA ASESORA CONTINUUM EN FORMACIÓN

Y ASESORA DE DUELO GESTACIONAL Y PERINATAL

¿En qué puedo ayudarte?
hablandoentremamas@gmail.com
hola@hablandoentremamas.com
Estoy aquí para TI!!!
                                                                                                                     
Y si no quieres perderte nada…
 
sígueme en mis redes sociales:

Comentarios